Morihei Ueshiba nació el 14 de diciebre de 1883 en Tanabe (Japón). Morihei fue el único hijo varón de los 5 hijos que tuvieron Yoroku y Yuki Ueshiba. Se trataba de una familia acomodada. El padre de Morihei Ueshiba era un adinerado terrateniente que también se dedicaba a la política y al comercio de madera y pesca.

De su padre, Yoroku, Morihei heredó la determinación del samurai y el interés en los asuntos públicos. De su madre, Yuki, el interés por la religión, la poesía y el arte. Como niño, Morihei Ueshiba no destacaba especialmente por sus capacidades físicas y era más bien un niño débil y enfermizo,que prefería quedarse en casa escuchando o leyendo las historias de santos.

Cuando tenía unos siete años, Morihei fue enviado a Jizodera, un templo Budista cercano, de la secta Shingon, para estudiar a los clásicos del Confucianismo y las escrituras Budistas.

Morihei Ueshiba 1918
Morihei Ueshiba en Hokkaido
Fuente: Aikido Journal

Morihei también creció escuchando las historias de su tatarabuelo Kichiemon, considerado uno de los mejores samurais en su época y su padre le animó cuando todavía era un niño a iniciarse en la práctica del sumo y la natación. Uno de los hechos que marcó la infancia de Morihei Ueshiba fue el ataque que recibió su padre por parte de los seguidores de uno de los competidores políticos de su padre y del que él fue testigo.

Uno de los primeros empleos de Morihei fue un cargo en la Oficina de Impuestos de Tanabe, entre cuyas funciones se incluía la tasación de los valores de la tierra. En 1902 dimitió de su cargo y se dirigió a Tokio con la intención de montar su propio negocio, una compañía de artículos de escritorio y material escolar, el Almacén Ueshiba.

Fue justamente durante esta primera estancia en Tokyo cuando Morihei comenzó su estudio de las artes marciales, aprendiendo jujutsu, kenjutsu y and sojitsu tradicionales. Sin embargo, más tarde, en ese mismo año, enfermó de Beri-Beri y se vio forzado a abandonar Tokyo. En 1903, se casó con Hatsu Itokawa a quien conocía desde su niñez.

Sokaku Takeda
Sokaku Takeda

Poco después de su boda, se alistó en el Ejército Imperial de Japón para luchar en la Guerra Ruso-japonesa (1904-1905). Fue enviado a la reserva, en Osaka, y luego a Manchuria, pues se le consideraba demasiado pequeño de estatura para prestar servicio activo. Aun así recibió el apodo de “Rey de los soldados” por su habilidad con la bayoneta y su carácter honesto y trabajador. Al año siguiente, cuando estalló la Guerra Ruso-Japonesa, fue enviado al frente como cabo y volvió ascendido al grado de sargento por su valor en el servicio.

En ese periodo Morihei Ueshiba practicó diversas artes marciales aunque sin constancia debido a sus obligaciones como militar. En concreto, Morihei Ueshiba practicó Yagyu Shingan-ryu, posteriormente Tenjin Shin’yo-ryu jujutsu, Goto-ha Yagyu Shingan-ryu. Más tarde, ya de regreso en Tanabe, Morihei Ueshiba estudió Judo con Kiyoichi Takagi. Sin embargo, el papel de las artes marciales en la vida de O’Sensei cobró realmente importancia tras su traslado junto a su mujer a la isla de Hokkaido en 1912 liderando un esfuerzo de colonización. Fue precisamente en Hokkaido donde Morihei Ueshiba conoció a Sokaku Takeda, el famoso maestro de la Daito-ryu jujutsu.

Submit a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.