Nikyo es la segunda de las técnicas de inmovilización. Nikyo nos permite neutralizar el ataque mediante un control basado en la torsión de la muñeca de uke.

Nikyo es una técnica bastante dolorosa, especialmente si llevamos poco tiempo entrenando. Por eso es importante aplicar la presión sobre la muñeca de uke progresivamente y concentrándonos mucho más en la precisión y el control que en la fuerza.

agarre nikyoNikyo encierra una valiosa lección cuando actuamos como uke. Las primeras veces que recibimos la técnica nuestra reacción natural será «huir» del dolor dando la espalda a tori y estirando el brazo. Esta actitud nos libera del dolor pero nos coloca en posición muy vulnerable exponiendo el codo, la nuca, los riñones, etc.

Recuerdo como Yamada Sensei una vez explicaba que había que «enfrentarse» al dolor para sobrevivir y, ciertamente, ir hacia la fuente del dolor y unirnos con la dirección en la que se aplica la técnica es nuestra mejor opción como ukes.

Con el tiempo, notaremos que cada vez resistimos mejor la técnica. En primer lugar, porque nuestras articulaciones serán más flexibles. En segundo, y mucho más importante, porque seremos más capaces de controlar el miedo que instintivamente todos tenemos al dolor. Cuanto más miedo tenemos, más tensos estamos y mayor dolor provoca la técnica, de modo que es muy importante estar tan relajado como sea posible. Por otra parte, es básico reaccionar proporcionadamente a la presión que ejerce tori. Si nos resistimos demasiado, podemos acabar lesionados. Sin embargo, si en cuanto notamos un poco de dolor nos vamos directamente al tatami, no sólo no estaremos ayudando a tori en absoluto a desarrollar su técnica sino que, en una situación real, esa actitud eliminaría cualquier posibilidad de aplicar una contratécnica.

control nykioRicard, mi Sensei, suele repetir que Nikyo provoca un dolor «agradable». Al principio, es difícil entender esta afirmación pero al tiempo empecé a estar completamente de acuerdo. La razón es que Nikyo nos da la oportunidad de «vencer» al dolor y demostrarnos que podemos conseguir ser nosotros quien controla al dolor y no al revés.

Cuando somos nosotros quienes ejecutamos Nykio, también podremos experimentar algunas sensaciones que acaban siendo adictivas. Una de ellas es la sensación de unión que obtenemos cuando aplicamos la técnica de forma progresiva atrayendo a uke a nuestro centro. También, Nikyo es probablemente la técnica donde podremos sentir con más facilidad la relación que se establece entre nuestro centro y el de uke. Incluso a un nivel bajo como el mío, poco a poco, voy experimentando como puedo conseguir efectos similares en la reacción de uke con variaciones cada vez más sutiles de mi postura o la orientación de mi centro. Obviamente, mis movimientos son todavía muy amplios así que imagino lo gratificante que tiene que ser aplicar la técnica a niveles más elevados con un mayor control sobre el efecto que la técnica genera en uke.

Por último os dejo, un video de Saito Sensei explicando aspectos básicos de Nikyo. En el futuro y a medida que vayamos añadiendo artículos a esta sección iremos viendo la aplicación de Nikyo contra diferentes ataques: